Caja Rural de Asturias abre en Madrid su primera sucursal, para impulsar proyectos empresariales en Asturias, así como para apoyar a las empresas asturianas con actividad en Madrid.

Esta apuesta por el impulso y crecimiento de la bidireccionalidad empresarial entre la capital y el Principado, se produce en un contexto en el que la conectividad entre Asturias y Madrid se refuerza gracias a la reciente inauguración de la variante de Pajares con la correspondiente llegada del AVE, y la próxima apertura de la Oficina Comercial del Principado. Caja Rural de Asturias contribuirá con su proyecto en Madrid a acortar las distancias en las relaciones empresariales entre la capital y la región asturiana.

Para comenzar su actividad en Madrid, Caja Rural de Asturias organizó en su nueva oficina, un evento orientado a empresarios y clientes de banca privada, en el que participaron David Cano, socio director de AFI (Asesores Financieros Internacionales) y Roberto Oliver socio de AFI. El acto se cerró con una conferencia del economista Daniel Lacalle.

📷 David Cano, socio director de AFI

No cabe duda que Madrid es un polo de atracción económica. Ayer sus majestades los reyes, el presidente del gobierno y nuestro presidente autonómico inauguraron el AVE que pondrá Asturias a tres horas y minutos de la capital. Este polo de atracción es bidireccional. Madrid supone para Caja Rural de Asturias un mercado de oportunidades de negocio al que podemos aportar nuestra experiencia como líderes en la eficiente gestión y expansión de la banca cooperativa”, explicó el director general de Caja Rural de Asturias, Antonio Romero, en un evento con más de medio centenar de empresarios y clientes de banca privada celebrado en la nueva oficina en Madrid.

Identidad propia de banca de proximidad: moderna, innovadora y dinámica

Caja Rural de Asturias busca dar servicio a los más de 40.000 asturianos residentes en Madrid, y seguir expandiendo el modelo de Banca Cooperativa de la entidad, afrontando los retos del futuro desde la cercanía al cliente y el compromiso social en la realización de su actividad financiera.

Tal como destacó el presidente de Caja Rural de Asturias, Fernando Martínez, «de algún modo, con esta primera oficina en Madrid reafirmamos nuestro compromiso con el territorio con independencia del lugar del desarrollo de la actividad. Y para ello, nos rodeamos de los mejores, profesionales de experiencia en el ámbito financiero y con profunda cultura cooperativa».

La nueva oficina cuenta con 400 metros cuadrados de superficie y está situada en los bajos de la torre Cuzco IV, en el número 141 del Paseo de la Castellana. Un lugar perfecto para hablar de las singularidades del proyecto de Caja Rural de Asturias, que, como explicó Roberto Oliver, goza de una buena salud gracias al desarrollo exitoso de un modelo propio de banca de proximidad, y además destacó que «en la actualidad, lo que solemos buscar como clientes, es seguridad, buena oferta de producto, enmarcado en un servicio personalizado, especializado y cercano. En ese sentido, el modelo de la Caja, cumple con todos los requisitos; es una buena compañera de viaje en la gestión de nuestras finanzas y economía».

📷 Roberto Oliver, socio de AFI

Como colofón del evento, el economista Daniel Lacalle impartió la conferencia “Retos macroeconómicos y del sector financiero para 2024” .

Embajada cultural en la Castellana

La reciente nombrada directora de la Fundación Caja Rural de Asturias, Eva Pando, ofrece también otro prisma de los objetivos de la entidad en el área de la responsabilidad social corporativa.  Nuestro impulso desde la Fundación es “afrontar retos como el climático y el demográfico; cuidar el talento, conservándolo y atrayéndolo; apoyando el emprendimiento y la innovación; apostar por la ciencia, por los investigadores y su divulgación; así como llevar a cabo inversión de impacto, inversión en proyectos sociales y utilizar la cultura como un canal para lograr los objetivos”.

En este sentido, la entidad apuesta por la difusión de la cultura asturiana, colaborando con proyectos que ayudan a visibilizar las distintas disciplinas artísticas en la región. Las pantallas LED exteriores e interiores de la sucursal muestran en este momento tres grandes proyectos artísticos. La exposición internacional sobre arte y meteorología, «Motores del Clima» con LABoral Centro de Arte y Creación Industrial; el proyecto fotográfico de arquitectura y territorio, Colere, con el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer; o la exposición conmemorativa del 150 aniversario del nacimiento de Evaristo Valle, que cuenta con la obra “Atardecer” de la colección privada de Caja Rural de Asturias.

Verde y sostenible

Este nuevo espacio en Madrid lleva abierto al público desde septiembre de este año, es la oficina número 115 de Caja Rural, y una parte fundamental del éxito de este proyecto le corresponde a Álvaro Visairas, quien lidera un equipo de siete personas, con especialistas en Banca de Empresa y Patrimonial. Además de los servicios habituales de una sucursal bancaria, tiene un espacio de «networking» abierto a clientes

La sucursal cumple con la certificación verde de Green Building Council España (GBCe), del nuevo modelo de oficina de Caja Rural de Asturias, premiada el año pasado con el premio eficiencia energética y sostenibilidad por su «apuesta por la Eficiencia Energética y la Sostenibilidad en el diseño de oficinas eficientes y otras iniciativas».

Esta iniciativa permite aplicar en sus instalaciones los más altos estándares medioambientales, económicos y sociales, reduciendo al máximo el consumo energético, priorizando el uso de materiales respetuosos con el medio ambiente y optimizando el consumo de agua

La primera sucursal en Madrid es, a su vez, la cuarta oficina abierta este año tras las aperturas en Arenas de Cabrales, Gijón y Cabezón de la Sal. Además, se celebrará próximamente la apertura en Torrelavega y en Santander.

Para recordar

Tenemos el gusto de compartir contigo algunos recuerdos del acto que quedaron en nuestra memoria, puedes visionarlo a continuación,

Video
Reproducir vídeo
Galería de fotos