La asamblea constituyente de la Asociación Polo de Innovación y Competitividad del Occidente ha aprobado los estatutos y ha compuesto su junta directiva, formada por representantes de los impulsores del Polo de Innovación y Competitividad y en la que Eva Pando, directora de la Fundación Caja Rural de Asturias, asume la tesorería.

La Asociación Polo de Innovación y competitividad, presidida por David González, director de la Agencia de Ciencia, Competitividad Empresarial e Innovación Asturiana (Sekuens)tendrá su sede en Villar, Luarca, y pretende convertirse en un elemento transformador para el Occidente. Aglutinará conocimiento, talento de I+D+i, investigadores, infraestructuras de investigación, experimentación y ensayo, con centros tecnológicos y técnicos para gestionarlas, y asesoramiento y apoyo para la realización de proyectos, búsqueda de financiación y emprendimiento.

Óscar Pérez, alcalde de Valdés, ocupa la vicepresidencia, mientras Irene Díaz, vicerrectora de investigación de la Universidad de Oviedo, asume la secretaría. 

Actúan como vocales los responsables de las empresas participantes: Mari Luz Sánchez, directora de Ence-Navia; José María Fernández, en representación de Armón, y Javier Suárez, director de Reny Picot.

«Desarrollar actividades muy alineadas con las líneas estratégicas de nuestra entidad, fomentar la ciencia y la innovación, así como generar y atraer talento para su fijación en el territorio, todo ello está en los genes de la Fundación Caja Rural de Asturias. (Eva Pando)

Lo que se pretende es traer la ciencia, tecnología e innovación a la comarca”. (David González)

“Este año será una realidad que las empresas puedan tener un acceso a mayor formación y dar pasos en la mejora de la digitalización para competir en cualquier parte del mundo”. (Óscar Pérez)

“Se demanda formación, investigación e innovación, la Universidad de Oviedo colaborará como experto que es en esos campos”. (Irene Díaz) 

Fotografía de portada: La Nueva España