¿Qué está pasando en los mercados?

Mercados financieros

¿Qué está pasando en los mercados?

¿Qué está pasando en los mercados? 1000 750 Caja Rural de Asturias

Comparte este artículo

Por fin llegan las esperadas noticias sobre las vacunas

Comenzamos la semana con el anuncio de los resultados del ensayo clínico de la vacuna de Moderna que informaba de un grado de eficacia para la prevención del Covid-19 del 94,5% y con menos exigencias para su almacenaje y transporte que la vacuna de la farmacéutica Pfizer, quien en la semana anterior era la primera en anunciar que su vacuna era capaz de inmunizar a la población con síntomas con un nivel de eficacia superior al 90%. Han sido los primeros laboratorios en mostrar datos exitosos en un ensayo clínico a gran escala y la noticia ha disparado las bolsas  europeas y americanas, registrando fuertes alzas. En un momento en el que en Europa se incrementan los confinamientos y restricciones y Estados Unidos registra niveles récord de contagios, se empieza a vislumbrar una luz al final del túnel.

«La posibilidad de que las vacunas permitan la reapertura de las economías el próximo año, devuelve la esperanza a los mercados financieros y podría seguir apoyando su evolución en los próximos meses.»

El lado negativo lo muestran las cifras de la pandemia que apuntan a más de 50 millones de personas infectadas en el planeta. EEUU sigue siendo el país más afectado con 10 millones de contagiados seguido de India, Brasil y Rusia. En Europa vemos que el incremento de contagios se está produciendo en Italia, el norte de Europa y países del Este, mientras que el mes pasado la situación más preocupante se situaba en España y Francia. Las actuaciones que están llevando a cabo los gobiernos para frenar la curva de contagios, además de perseguir doblegar la curva de contagios, tienen como objetivo que la campaña navideña se viva con una cierta normalidad para evitar la paralización de la actividad económica en la época del año en la que se concentra tradicionalmente el gasto.

Otro de los puntos candentes de la actualidad ha sido los resultados de las elecciones americanas con Biden como presidente electo. Tras jurar su cargo el próximo 20 de enero, se espera un giro de 180 grados en la gestión de la pandemia, en las relaciones internacionales y la incorporación de EEUU en los acuerdos Climáticos de París, el regreso a la OMS y reducir tensiones comerciales en especial con China y países emergentes lo que sería muy positivo. En cuanto a su política interior, si finalmente lleva a cabo las medidas que anunciaba durante la campaña, éstas podrían tener un gran impacto económico en el país, ya que conllevan un fuerte incremento de impuestos, un abultado programa de gastos en infraestructuras, el recorte en el precio de los medicamentos y un programa ambicioso de transición a la economía verde, lo que se recogería como negativo en los mercados financieros. En todo caso, la mayoría republicana en el Senado, dificultará medidas de gran calado como importantes subidas de impuestos. Todo esto ha gustado al mercado, ya que se reduce la incertidumbre y volatilidad que provocaban las agresivas decisiones del actual presidente, y Biden tendrá limitada su capacidad de actuación por la mayoría republicana en el Senado.

Desde el punto de vista macro

En EEUU los datos que hemos conocido en las últimas semanas tienen un sesgo positivo, el crecimiento del PIB del Tercer trimestre supone una reactivación notable de la actividad lo que muestra la capacidad de recuperación de la economía americana. Sin embargo, de cara a la recta final del año se espera una desaceleración derivada de un menor respaldo fiscal y de la amenaza que supone una ralentización económica global derivada de las restricciones que se están imponiendo en la mayor parte de los países para afrontar esta segunda ola.

En Europa el PIB del tercer trimestre mostraba una mejoría en la actividad económica, recuperando gran parte del terreno perdido en el 2º trimestre, aunque la tasa interanual sigue mostrando un fuerte deterioro. Además, las medidas de confinamiento por la segunda ola, junto con las ayudas para paliar sus efectos en países como Alemania o Francia, Austria o Italia, condicionarán la evolución de la economía a final del año, por lo que no podemos descartar que en el cuarto trimestre haya un moderado retroceso en el PIB europeo.

El impacto económico difiere entre países, España será la economía que más caerá en 2020 por el impacto del Covid debido al importante peso del sector servicios y la dependencia del turismo, que suponen un freno a la recuperación económica.

Entrando en política monetaria, el BCE ha abierto la posibilidad de lanzar nuevos estímulos en el mes de diciembre, reforzando el apoyo constante de la autoridad monetaria a la recuperación. En cuanto a la Reserva Federal, ésta ha decidido mantener sin cambios su política monetaria preocupada por la evolución de la pandemia y deja la puerta abierta a estímulos adicionales en el futuro. Este escenario de debilidad económica junto con la ausencia de presiones inflacionistas, garantiza tipos bajos durante mucho tiempo, en principio en EEUU nos llevaría hasta 2023.

En cuanto al comportamiento de los bonos europeos, la tendencia ha cambiado a raíz del anuncio de la vacuna provocando una reducción de la aversión al riesgo. Los inversores han salido de la deuda pública buscando activos de mayor riesgo como la bolsa o el crédito, especialmente el high yield.

Los activos con Grado de Inversión han tenido un comportamiento más estable, apoyados por la publicación de los resultados empresariales que, en líneas generales, están siendo mejor de lo esperado. Desde el lunes pasado, hemos visto una importante subida de los activos de baja calidad crediticia, especialmente de los bonos emitidos por las empresas ligadas al ciclo económico y en los sectores que han estado más castigados por la pandemia (hoteles, petroleras, sector financiero…).

Movimientos en la Renta Variable

En el último mes las bolsas han pasado por 2 fases, una segunda quincena en octubre con caídas significativas en las bolsas por el repunte de contagios y una primera quincena de noviembre en la que el mercado ha iniciado una fuerte recuperación. El escenario de tipos bajos unido a las grandes inyecciones de liquidez, está obligando a asumir más riesgos para optar a rentabilidades positivas.

A partir del anuncio de la vacuna del lunes pasado, se han producido fuertes subidas, el sentimiento de que la vacuna puede estar más cerca ha impulsado los valores que se habían quedado atrás. Esta noticia está provocando una rotación importante hacia compañías más ligadas al ciclo económico (aerolíneas, petroleras, sector financiero). Destaca el comportamiento de la bolsa española, que se ha visto muy beneficiada por el peso que tiene en el sector financiero, además las negociaciones de fusión entre bancos nacionales, han impulsado aún más las acciones de dicho sector.

Quedan semanas en las que el mercado se espera que siga moviéndose por la publicación de nuevas noticias sobre las vacunas y aunque no esperamos subidas tan fuertes, creemos que las perspectivas son moderadamente favorables para los activos de riesgos.

Fondos de Gescooperativo

En el contexto actual la mejor forma de aprovechar los movimientos del mercado pasa por tener unas carteras diversificadas. La situación de bajos tipos de interés, incluso negativos, está modificando el perfil de inversor. Incluso el ahorrador más conservador sabe que, para no perder dinero si considera el coste de la inflación, tiene que arriesgar una parte de su patrimonio, y los fondos de inversión son el producto más adecuado.

Para aquellos potenciales inversores que hasta ahora no habían dado el paso, la mejor forma de acceder a los mercados de forma diversificada es invertir a través de nuestros fondos. Nuestro equipo de gestores busca en cada momento las mejores alternativas, preponderando sectores y activos de empresas de calidad, solventes y con negocios recurrentes, aprovechando las oportunidades que surgen por la volatilidad del mercado.

Comparte este artículo

Déjanos tu mail para enviarte toda la información sobre nuestros servicios de Banca de Empresas

    Información básica sobre Protección de Datos Personales: Responsable: Caja Rural de Asturias S.C.C. Finalidad: Envío de comunicaciones comerciales sobre los productos y servicios de Banca Empresas comercializados por la Entidad. Legitimación: Consentimiento expreso. Destinatarios: No se cederán datos a terceros, salvo obligación legal. Derechos: Como titular de los datos, usted tiene derecho a acceder, actualizar, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, dirigiéndose al Dpto. de Protección de Datos de Caja Rural de Asturias S.C.C., con domicilio social en Calle Melquíades Álvarez 7, CP 33002, Oviedo, España; o en la dirección de correo electrónico protecciondedatos@crasturias.com, adjuntando copia de su DNI o documento acreditativo de identidad. Información adicional: Puede consultar información adicional y detallada sobre el tratamiento de sus datos personales en el apartado “Protección de Datos” de nuestra página web www.cajaruraldeasturias.com

    Este correo es corporativo y deseo recibir el newsletter
    He leído y acepto las condiciones de privacidad