Día de la Educación Financiera: la importancia de estas financieramente formados

Día de la Educación Financiera: la importancia de estas financieramente formados

Día de la Educación Financiera: la importancia de estas financieramente formados 1000 600 Caja Rural de Asturias

Comparte este artículo

El Día de la Educación Financiera es una iniciativa promovida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores y el Banco de España en el marco del Plan de Educación Financiera y en colaboración con diversas instituciones y entidades, entre las que nos encontramos. Lleva celebrándose desde el año 2015 con un objetivo: concienciar de la importancia de estar financieramente formados.

El lema de este año, «Conectados a la digitalización», hace referencia a la importancia de la tecnología en nuestras vidas y a su adecuado uso para una mejor gestión de nuestras finanzas personales.

Comprender el funcionamiento, los riesgos y las oportunidades que ofrecen los productos financieros que contratamos y ser capaz de tomar decisiones financieras informadas es educación financiera.

La educación financiera nos permite tomar decisiones responsables e informadas para planificar nuestro futuro. Nos ayuda a “movernos” en el mundo de las finanzas y nos proporciona la confianza que necesitamos para relacionarnos con nuestra entidad financiera y ser consciente de nuestros derechos y obligaciones a la hora de contratar productos financieros. En el día a día, la educación financiera nos sirve para hacer una buena gestión de nuestros gastos e ingresos, sacando el máximo partido a nuestro dinero, y fijarnos unos objetivos de ahorro realistas y alcanzables.

Si tenemos proyectos personales o familiares, la educación financiera contribuirá a llevarlos a cabo, ayudándonos, por ejemplo, a saber manejar un presupuesto, a comprender conceptos financieros como la TAE o a valorar la posibilidad de endeudarnos a largo plazo de una manera sostenible.

Si somos emprendedores, la educación financiera también nos puede ayudar a gestionar eficientemente nuestro negocio y a ser más competitivo.

Si estamos en la etapa de pensar en la jubilación, la educación financiera puede facilitarnos herramientas para preparar convenientemente esta fase.

La educación financiera, por tanto, ayuda a mejorar nuestra calidad de vida.

La educación financiera es una asignatura pendiente para los españoles: más del 75% reconoce que mejorar sus conocimientos financieros ayudaría a la hora de optimizar y entender la gestión de sus finanzas, según la última Encuesta de Competencias Financieras, elaborada por el Banco de España y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). España se sitúa claramente por debajo de la media (tanto de todos los países como de los países de la OCDE y UE) en cuanto a conocimientos financieros.

Organismos internacionales de la talla de la Organización para de Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el Fondo Monetario Internacional, el G20 o la Comisión Europea han visto en la educación financiera de la población una buena herramienta para garantizar la protección de inversores y consumidores financieros, y reforzar la estabilidad financiera internacional.

#comprometidos

 

Comparte este artículo

Déjanos tu mail para enviarte toda la información sobre nuestros servicios de Banca de Empresas

Este correo es corporativo y deseo recibir el newsletter
He leído y acepto las condiciones de privacidad