La Responsabilidad Social Corporativa (RSC) tiene cada vez más importancia en el mundo empresarial. Una forma de dirigir las empresas basada en la gestión de los impactos que su actividad genera sobre sus clientes, empleados, socios, comunidades locales, medioambiente y sobre la sociedad en general. Así buscan la manera adecuada de devolver a la sociedad aquello que esta les da.